Monday, February 15, 2010

PROYECTO

Dicen más personas de las que me gustaría admitir, que soy lo peor que les ha podido pasar en la vida, y, aunque preferiría pensar lo contrario, por el simple ejercicio de mantener una cierta modestia protectora, estoy empezando a creérmelo.

Y es que, en definitiva, por más que me confronte a mi reflejo donde quiera que éste se me presente, a mis propios ojos y los poros de mi piel, por más que escudriñe mi sombra por las siempre cambiantes superficies, por más que ahonde en mis recuerdos y trace un mapa de todos mis sueños y pesadillas, y por más que ponga en orden mis actos, las decisiones tomadas y las abortadas, no puedo, aunque quiera con todas las fuerzas de mi corazon, sincronizar al yo que todos dicen que soy con el yo que pone a funcionar mis partes internas y externas...

La primera vez que me enfrenté al desdoblamiento del que siempre habia creido que era mi único e indivisible yo, fue cuando mi hermano menor se armó de valor y con una rabia contenida fue derribando con trazos violentos y a pasos agigantados, el modelo de hermano que se suponía yo habia sido durante la primera etapa de nuestra vida.

1 comment:

Ren said...

¿Recuerdas a Marialma? sentada frente al espejo diciendo en tono burlón "¿tu crees que sea prudente?" y luego carcajeandose brutalmente como celebrando su actuación.
Ella tenia tres espejos ante si pero era incapaz de ver en ellos a través de otros ojos que no fuesen los suyos, fue incapaz de mirar a través de los ojos de su propia madre a la que abofeteó sin miramientos.
¿La recuerdas? creyéndose triunfante al conseguir lo que quería, sin importarle lo que tuvo que hacer o a quien tuvo que dañar en su camino.
¿Recuerdas como era cuando niña y como despertó su instinto de rebelión y sus ansias por buscar lo que quizás ni ella misma entendía?
Empatía, dudo que ella conociera el significado de esa palabra, probablemente ni siquiera sabía que existía. Eso fue lo que le faltó. Tanto con su madre como con su amiga a la que traicionó.
Tres espejos no bastaron para desdoblarse y poder mirar su miseria; y es que, si solo miramos con nuestros propios ojos no encontraremos respuestas concretas, solo reforzaremos nuestros propios argumentos, nos basaremos solo en nuestras propias ideas y experiencias, desechando opiniones ajenas e irremediablemente, como Marialma, terminaremos llorando de arrepentimiento aun sin entender el porqué suceden las cosas.
¿Que habrá sido de Marialma? debe estar mas vieja y arrugada, su madre quizás ya falleció. ¿Será feliz? ¿Tendrá paz? Solo ella lo sabrá... quizás. Ya no importa.